La mujer en el Hip Hop

La mujer en el Hip Hop

Que existe distinción de género entre hombres y mujeres no es algo nuevo y afecta en todos los ámbitos. Pero hablando de géneros, hablemos del urbano, concretamente del papel de la mujer en el Hip Hop, que se ha visto afectado desde la dificultad para firmar composiciones, pasando por el salario, hasta la limitada presencia de mujeres en este entorno. 

El Hip Hop se ha desarrollado desde sus comienzos en la década de los 70, hasta convertirse en la actualidad en uno de los movimientos culturales más influyentesLlegando a ser referente en cuanto a música, moda, baile y arte en general. Se puede decir que el BOOM del Rap llegó a Estados Unidos a comienzo de los 90. En España que somos de tomarnos las cosas con más calma no llegó ese auge hasta finales de esa misma década. Pero es indiscutible que hoy en día está en pleno apogeo. 

¿Por qué ha logrado tanto éxito?

En una sociedad que es cada vez más exigente en lo que a consumo se refiere y que busca sin descanso la variedad, hay prácticamente sitio para todo. Y eso es lo que podemos encontrar en este género, ¡de todo! Desde un estilo más lírico hasta el Trap comercial actual, o desde sonidos más melódicos hasta algo tan crudo como el BoomBap neoyorquino de los 90.   

Lo cierto es que el Hip Hop es una cultura predominantemente masculina, siendo mucho más visible la presencia del hombre a lo largo de su historia. Pero hay que decir que pese a seguir estando en un segundo plano, el panorama femenino internacional, pone el listón muy alto y la mujer en el Hip Hop exige el respeto que merece.  

Leyendas del Rap

Sabemos que has escuchado la discografía de artistas como 2Pac, Notorious B.I.G., 50centThe Wu-Tang Clan, Nas, Jay-Z, Snoop Dogg, o Eminem. Y es muy probable que hayas sentido el mismo dolor de cuello o hayas bailado al ritmo de leyendas femeninas como Queen Latifah, Mc Lyte, Salt-N-Pepa, Mary J Blige, Lauryn Hill, Missy Elliot, Lil KimFoxy Brown o Aaliyah. Pero por desgracia, ser mujer y serlo en este ámbito no es nada fácil. Entre otras cosas porque no tienen el mismo soporte que un artista masculino o sencillamente porque se le exige másPero ¿eso convierte al Rap en música machista? La respuesta es NO. La música es, simplemente, un reflejo de la sociedad 

La mujer reclama su posición, tanto en la sociedad como en un mundo tradicionalmente de hombres en el que en ocasiones su presencia se ha resumido a la aparición en videoclips de artistas masculinos como icono sexual. Cifras como las ofrecidas por Ticketea, aseguran que sólo un 15% de los artistas que actuaron en los principales festivales de música urbana en España en el año 2017 fueron mujeres. Pero mucho más desoladores son los números del 2012, en el que de 140 artistas de los festivales más relevantes de Hip Hop en nuestro país, tan solo 4 fueron mujeres. Desde Cultura Selecta os animamos a reflexionar sobre esto.

En la era de la tecnología, de las redes sociales y de las plataformas en streaming, no existen barreras que puedan frenar que la información, las opiniones o la música lleguen a cualquier parte del mundo. Precisamente, la cultura del Hip Hop y su música, son considerados una forma de expresión a través del arte. Son muchxs los artistxs que lo utilizan como herramienta de transformación social o altavoz para expresarse y denunciar injusticias. Referentes del panorama urbano nacional como pueden ser Nathy Peluso, Gata Cattana o Brisa Fenoy, se han posicionado en el lado del feminismo y han aprovechado su repercusión para reivindicar su posición y derechos.  

Las mujeres también rapean

La rapera norteamericana Rapsody, con co-signs de 9th Wonder y Jay-Z, que además ha colaborado con artistas de la talla de Kendrick Lamar, Anderson Paak o J Cole, hace las siguientes afirmaciones en un episodio de Rapture (serie documental disponible en Netflix) sobre la figura de la mujer en este ámbito: “El mundo del Hip Hop no es nada fácil para mujeres, tienen que ser algo que no son, te exigen ser lo que la sociedad quiere que seas. Puedes ser mujer, rapear, decidir ir tapada y hacer música con mensaje”. También analiza la evolución de la mujer en el Hip Hop y en la industria asegurando que la hermandad de las pioneras del género, no existe hoy en día, “Ahora el mundo piensa que sólo puede haber una ¿dónde quedó el compañerismo?” fomentando la rivalidad entre artistas.  

El hecho es que sí, las mujeres también rapean, también componen, también tienen voz y también dicen palabrotas. Porque para sorpresa de algunos, el clásico estereotipo de “señorita” no es demasiado representativo para la mujer del siglo XXI. Independientemente del físico o  la estética (algo a lo que se le da demasiada relevancia si eres mujer) si hablamos de talento no podemos negar que el panorama está cargado. El día que se deje de escuchar “rapea muy bien para ser una tía”, habremos logrado algo.