¿Sabías qué? Los primos desconocidos del ser humano

¿Sabías qué? Los primos desconocidos del ser humano

¡Estrenamos sección en Cultura Selecta! En ella hablaremos de noticias de cultura general que nos harán descubrir algo nuevo cada día. Esta sección la hemos denominado ¿Sabías qué?, haciendo honor a eso de «descubrir algo nuevo cada día» ;).

Pues bien, en nuestro primer post  de ¿Sabías qué? hablaremos de Los primos desconocidos del ser humano.

NUESTROS PRIMOS DESCONOCIDOS

Hasta el día de hoy, nos han hablado de nuestros supuestos primos más cercanos… los chimpancés. También se han estimado muchos de nuestros comportamientos como semejantes a los suyos. Pero, ¿y si supieses que tenemos otros primos cercanos que provienen de los chimpancés y de los cuales el ser humano comparte un 98% del genoma?

Pues sí, existen. Estos primos cercanos de chimpancés y humanos son los Bonobos. Aunque son un tipo de chimpancé que ha evolucionado de otro modo, no tienen en absoluto los comportamientos que ellos tienen.

Gottfried Hohmann, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, lleva más de 20 años estudiando a los bonobos en el Congo y ha comprobado que dichos comportamientos son altamente diferentes y qué podríamos afirmar que el bonobo podría ser el primate más semejante al ser humano.

¿Qué podría cambiar conocer ambas especies? Nos da pistas sobre cuáles pueden ser las claves para formar sociedades menos violentas y con mayor cooperación. ¿Quién serías tú si tu historia cambiase? Es la pregunta que plantea Loles Miquel, especialista en neuroaprendizaje.

Desde los comienzos nos han hablado de la agresividad innata del ser humano, de su parte negativa y devastadora. Pero, viéndolo desde la perspectiva de que un primate con un 98% de coincidencia en el genoma puede vivir en total armonía, sin territoriedad y conflictos entre clanes; nos puede hacer plantear mucho sobre lo que nos ha afectado lo que nos han contado que somos hasta el día de hoy y de dónde venimos.

 

Bonobo, Primate, Mono, Lola Ya Bonobo, Congo, Kinshasa

¿QUÉ DIFERENCIA A LOS BONOBOS?

Si citamos algunas referencias de expertos y fuentes informadas al respecto, podemos comprobar qué es lo que diferencia a los Bonobos de otras especies:

– “Los bonobos son los primates más próximos genéticamente a la especie humana. Tienen relaciones con individuos del mismo sexo o del sexo opuesto, de mayor o de menor edad. Algunos cambian de pareja sexual frecuentemente, mientras que otros establecen relaciones de pareja duraderas. Las parejas homosexuales entre bonobos suelen adoptar y criar a miembros huérfanos de su especie. En una misma comunidad, conviven bonobos homosexuales, bisexuales y heterosexuales sin conflictos por ello«. («Mitos y sexualidad animal», en periódico El Mundo).

– «Hicimos un experimento que consistía en poner un solo montón de alimentos fuera de su alcance, de tal manera que la única forma de llegar hasta ellos era tirar juntos de una cuerda desde ambos extremos. Los bonobos descubrieron el truco inmediatamente y obtuvieron montañas de comida, mientras que los chimpancés tiraban de la cuerda sólo de un lado y terminaban frustrados y hambrientos. Los chimpancés son igual de listos que los bonobos y saben cómo resolver el problema para obtener el botín, pero no confían en sus compañeros. En cambio los bonobos trabajan con cualquiera, ya sea miembro de su grupo o de otro, sin importarles su jerarquía.» (Primatólogo Brian Hare, para Muy Interesante: «El bonobo es ese colega con el que te apetece estar»).

– «Hubo una selección que favoreció el carácter poco agresivo de los bonobos y produjo cambios en su organismo. Es muy probable que esto haya sucedido a través de las hembras, que durante generaciones han preferido a los machos menos agresivos; es una selección sexual. La selva donde viven es tan rica en recursos, que las hembras se pueden dar el lujo de estar juntas en grandes grupos y formar coaliciones que no se ven en los chimpancés. Se cuidan unas a otras y desalientan a los machos que se ponen agresivos. (…) Además, al no existir la propiedad de hembra o comida, no hay un macho alfa que pelee con otros y los conflictos son realmente escasos.” (Primatólogo Brian Hare, para Muy Interesante: «El bonobo es ese colega con el que te apetece estar»).

– «Usan el sexo como antídoto contra las tensiones y las situaciones complicadas. No sólo lo practican entre hembras y machos, sino con cualquier miembro del grupo, sin importar la edad, la jerarquía o el sexo. Además es la única especie donde se ha observado sexo cara a cara, en la posición del misionero, como los humanos.

“Entre los bonobos no se producen guerras a muerte, apenas cazan, los machos no dominan a las hembras, y hay mucho, mucho sexo (…) los bonobos hacen el amor no la guerra. Son los hippies del mundo primate” (Decrecimiento: Bonobos, extraído del artículo ‘¿Por qué cooperamos?’ escrito por Paco Puche).

– «Entre los bonobos no se da nunca infanticidio. Al tener las hembras un papel más fundamental se hace difícil que maten a las crías, pero además, el hecho de que las hembras tengan sexo con muchos machos significa que ninguno puede excluir la posibilidad de que la cría sea suya, lo que haría el infanticidio contraproducente. En nuestro argot de primatólogos se dice que la hembra bonobo aumenta la incertidumbre de la paternidad. Nuestro itinerario humano es el opuesto, tratamos de aumentar la certidumbre de la paternidad, creamos familias fuertes en las que el hombre se sienta impulsado a cuidar de las crías.» (Primátologo Frans de Waal: «El sexo es la receta de la paz de los bonobos»).

 

Imagen relacionada

 

Tienen una relación especial con el agua pues viven en marismas y son muy aficionados a nadar, contrariamente a los chimpancés comunes, que odian el agua e incluso le tienen miedo.” (Odent, Michel: Las funciones de los orgasmos. La vía rápida hacia la trascendencia. Editorial Ob Stare, segunda edición, 2011. Capítulo 9: «Bonobos, delfines y humanos»).

Viendo las cualidades principales de estos primates no quisiera pensar que supondrían ellos sobre el ser humano si supieran que a día de hoy, todavía nuestra especie lucha por la libertad en muchos de estos ámbitos, por ejemplo, en el amor. Se llevarían las manos a la cabeza si les pudiésemos expresar lo que es la guerra y cómo se produce, si pudiesen comprenderlo podrían bien sentirse orgullosos de su sociedad pacífica y cómo procurar que todos prosperen en armonía.

La gran pregunta será ahora por qué se ha elegido al chimpancé y no al bonobo como primo al que querer parecerse si, aparentemente, de ese modo todos viven de un modo respetuoso. Si fuese por la distancia genética, ambos primates muestran la misma sincronía de genoma.

Al menos, ahora que sabes esto y puedes elegir… ¿Quieres ser bonobo o chimpancé?

Nosotrxs lo tenemos claro, ¿y tú? 😉

Sigue atentx a nuestra sección ¿sabías qué? en Cultura Selecta para enterarte de algo nuevo cada día.

* Amplía más información si lo deseas en todos los artículos señalados o pinchando aquí.